10-ventajas-coworking-barcelona-accelgrow

¿Te sientes poco productivo trabajando? ¿Quieres libertad y separar tu trabajo de tu vida personal? ¿Te gustaría nutrirte de otros ámbitos para poder trabajar y obtener mejores resultados?

Hoy vamos a descubrir lo que desde AccelGrow consideramos las 10 principales ventajas de trabajar en un espacio de coworking frente al trabajo desde casa, cafeterías con wifi o en oficinas tradicionales.

1- Transmite una imagen profesional a bajo precio:

Si eres un freelance o un autónomo necesitas un espacio para recibir a tus clientes. Los coworkings ofrecen zonas destinadas a las visitas de nuestros clientes para poder estar en un espacio más profesional. Habitualmente en ellos también existe la posibilidad de realizar las visitas en salas de reuniones que ya vienen incluidas en el espacio o salas específicas para realizar formaciones, dependiendo de la necesidad que tengamos  para la visita.

2- Ubicación como mensaje de marca:

La ubicación para un autónomo, un freelance o una pequeña empresa, es un detalle muy importante. Tu ubicación como empresa también forma parte de tu imagen de marca, del mensaje que quieres transmitir a tus consumidores y del branding que quieras generar. El coste de alquilar una oficina en el centro de una ciudad, o en un espacio estratégico es muy elevado para una sola persona. Gracias a los espacios de coworking, puedes beneficiarte de estar en una zona privilegiada para tu negocio y reducir el gasto del alquiler.

Por ejemplo, en AccelGrow ofrecemos un espacio de coworking en pleno centro de Barcelona, situados al lado de La Catedral de Barcelona y el Palau de la Música Catalana con el valor añadido de estar dentro de un espacio como es el de La Caja de Ingenieros  donde todos nuestros coworkers pueden nutrirse de formar parte de este ambiente.

3-Disfruta de toda la flexibilidad que tú escojas:

Esta flexibilidad la encontramos a la hora de realizar el contrato del alquiler; en una oficina tradicional los contratos tienen un mínimo de estancia para de esta manera obtener un compromiso que quizás un coworker no le interesaría. Por este motivo, en el 90% de espacios de coworking tienes un compromiso mensual, para que la persona pueda tener esta flexibilidad y no un compromiso por un tiempo determinado.

De la misma manera, también podemos ver esta flexiblidad en el horario. En los espacios de coworking tú decides cuando empiezas y cuando terminas, asegurándote que tus horas serán mucho más productivas e eficientes estando en un ambiente de trabajo colectivo que quizás estando en casa con un ambiente familiar o con tus compañeros que te marquen los horarios a seguir.

4- Di adiós a la soledad:

¿Cuántas veces has tenido la sensación de aislamiento trabajando solo en casa, en un despacho o en tu espacio de trabajo? En un coworking tienes la facilidad de estar rodeado de gente para hacer un break, aclarar cualquier duda, pedir un consejo, despejar la mente y retomar tu trabajo. Siempre tendrás otros emprendedores, tus compañeros o diferentes empresas con las que te vas a sentir acompañado siempre que lo necesites.

5-Comparte proyectos y ¡crece! :

Dentro de los espacios de coworking cada vez se fomenta más el factor de compartir proyectos entre todos los integrantes. ¡Tener tu perspectiva esta muy bien pero imagínate poder nutrirte de la perspectiva de 20 o 30 emprendedores más como tú y que te ayuden a llegar a tus objetivos! Y además, muchos emprendedores están especializados en su propia área de negocio, pero una empresa la conforman todas las ramas y con la cantidad de emprendedores y compañías que tengas en tu coworking, podrás encontrar solución a muchas áreas que no son tu especialidad.

6- Servicios incluidos:

Cuando tienes tu propia oficina tienes que estar constantemente pensado en los servicios que necesitas para que funcionen; el agua, la electricidad, internet, la limpieza del espacio, el agua, el café… Y todos los espacio de reuniones, formaciones o zonas comunes para descansar. Dentro de un espacio de coworking todo este tiempo innecesario lo evitaras. Solamente tendrás que preocuparte por pagar una factura mensual y ya no te tendrás que inquietar por si falta alguna cosa en una sala de reunión, si el internet no funciona lo suficientemente bien o en ir a comprar el café.

7- Eventos sociales y de networking para nutrirte aún más:

¿Cuándo encuentras el tiempo para salir de tu oficina y acudir a eventos de negocio para estar actualizado dentro de tu campo? ¡En un espacio de coworking el movimiento es constate, podrás beneficiarte de todas las actividades y eventos que estos organicen y con ellos aprender muchísimo sobre diferentes ámbitos! A consecuencia de todos estos eventos, se produce un ambiente de networking inmejorable que esto te puede beneficiar mucho para aprender, crecer y generar oportunidades de negocio. 

8- Conciliación con tu vida personal 

Uno de los primeros problemas que tiene una persona que trabaja de manera independiente es el aislamiento y la dificultad para separar tu trabajo de tu vida personal. A través de los espacios de coworking, es mucho más fácil poder organizarte y fijar una rutina para tu día a día sin necesidad de que nada te irrumpa en ello. De esta manera, aprovechas más el tiempo dentro del trabajo y puedes organizarte mejor para disfrutar de una tu vida personal.

9- Crecimiento escalable en espacio y costes:

Dependiendo de que tipo de empresa tengas, de si eres un emprendedor o una start up te encontraras que el funcionamiento de un coworking va a beneficiarte mucho. Cuando todo es incierto podrás adaptar  los espacios de trabajo que necesites tanto si tu empresa está en crecimiento como si necesitas una reducción. De esta manera podrás organizar tus espacios en función de tus necesidades presentes, convirtiendo un gasto fijo como es el alquiler a un gasto variable dependiendo de tus necesidades.

10- Sin conflicto de intereses:

Habitualmente en un espacio de trabajo cerrado, con la misma gente,  se adoptan diferentes roles que pueden tener un efecto negativo para tu equipo y en consecuencia para tu empresa. En un espacio de coworking todas las personas que están en él trabajan en distintos sectores, compañías y proyectos. No hay tensión, ni necesidad de coger distintos roles para ser mejor que otra persona. El factor clave de un espacio de coworking es la colaboración, la relajación y aprender a trabajar de una forma distinta, para hacer crecer tu negocio y a la vez ser mucho más productivo.